Newell’s: Presente oscuro, futuro incierto

Newell’s: Presente oscuro, futuro incierto

566
Compartir
Newell's: Presente oscuro, futuro incierto

Newell’s se enfrenta a una de las temporadas más cruciales de su historia contemporánea. Necesita que tanto jugadores, entrenador (cuando lo consiga), hinchas y dirigentes, dejen de lado sus diferencias y se unifiquen.

Llegar a esta situación no fue casualidad. Obtuvo 105 puntos en 82 partidos y en la próxima campaña se le descuentan los 49 conseguido por Diego Osella. Pero además, su situación económica, futbolística y dirigencial no es la mejor.

Todo junto es una bomba, que si no explotó es por los “Maxi”, “Formicas” que dan algo de aire cuando su juego aparece.

En la temporada pasaron 2 entrenadores: Omar de Felippe (19 PD, 6 PG, 4 PE y 9 PP) y Héctor Bidoglio (15 PD, 5 PG, 5 PE y 5 PP). Ninguno pudo conseguir una identidad de juego, además Bidoglio era interino y al no conseguir director técnico, se decidió mantenerlo en el cargo.

Los jugadores tampoco fueron de mucha ayuda, los refuerzos no funcionaron (algunos ni jugaron) y la única excepción fue Alan Aguerre, que evitó varias derrotas. La llegada de Maxi Rodríguez en enero, brindó un poco de jerarquía al plantel y junto a Formica y Figueroa, son los más experimentados entre los más chicos.

Los juveniles forman una parte esencial de este Newell’s. La aparición de Aníbal Moreno, más la continuidad de Cacciabue, Callegari y Nadalin entre otros, le permite formarse como jugador y valorizar el patrimonio del club (aunque en la mayoría de los casos la dirigencia los venda por un valor inferior).

Los dirigentes son los que mayor porcentaje de culpabilidad tienen de esté presente. Desde el presidente que está ausente en sus funciones, hasta el vice (D’amico) y mánager (Peralta) que realizaron pésimas gestiones hasta el momento. Lo positivo es la llegada del fideicomiso, que impone que se junte el oficialismo y la oposición por el bien del club.

Así, la Lepra está ante una oportunidad que no puede fallar. La llegada de un buen entrenador (¿Heinze?) y de jugadores con rendimientos aceptables es indispensable para conseguir el objetivo: salvarse del descenso.

Por Juan Marcos Denize para 12Noticias.tv
Twitter: @juanmdenize

Comentarios

comentarios