Lewandowski: “El objetivo es tener un país libre y con un pueblo...

Lewandowski: “El objetivo es tener un país libre y con un pueblo feliz”

830
Compartir
Declaraciones del Senador Electo Marcelo Lewandowski

El senador electo Marcelo Lewandowski participó del ciclo de charlas “Doctrina cooperativa, doctrina Justicialista, doctrina social de la Iglesia”. Allí compartió panel con la diputada nacional Lucila De Ponti; el vicepresidente de Cáritas Rosario, Fabián Montes; y el presidente de IMFC y vicepresidente de Cooperar, Edgardo Form. La jornada se llevó a cabo en la sede local de la Unión Obrera Metalúrgica.

Luego de las exposiciones de los otros invitados, Lewandowski reflexionó sobre los postulados de Juan Domingo Perón y los comparó con la actualidad argentina. “El concepto de ‘comunidad organizada’ fue la base de la Constitución del 49 y la filosofía que significaba la observación de la realidad para plasmarla y buscar soluciones. Hoy tenemos una situación parecida a la de esos años”, aseguró.

Con citas al tres veces presidente argentino, el legislador recordó que la doctrina peronista habla “del desarrollo integral del hombre; no de él al servicio de la economía, sino a la economía al servicio del hombre”. Trasladándolo a la actualidad afirmó que “si un hombre queda excluido, la planilla de Excel debe ser tirada a la basura”.

Ante un nutrido auditorio también trató el concepto de “meritocracia”, tan usado en el presente, en contraposición a la postura de que “el hombre se potencia en la comunidad”. “Cuando escuchamos decir que no importa cuál es el Gobierno porque todo es lo mismo, me pregunto que si se decide tener una casa, auto, viajar por el mundo y que los hijos puedan estudiar ¿es tan fácil? No creo que nadie no quiera levantarse pensando en ser feliz, todos lo intentamos. Es de necio creer que el contexto que nos rodea no es un condicionante”, manifestó.

Lewandowski llevó al debate el planteo de “un Gobierno que tenga unidad de concepción para unidad de acción” y sostuvo que “eso incluye un Estado descentralizado para la ejecución y un pueblo organizado en distintas asociaciones como clubes, cooperadoras, mutuales, economías populares, sindicatos y actividad empresarial, entre otros”. “En aquel momento se citaba en un mundo en el que se hablaba de la tercera posición. Hoy hay otras condiciones y se podría plantear como pueblos y corporaciones”, dijo y agregó: “Estamos en momentos donde quieren alinearnos nuevamente, con un imperialismo que busca que sus compromisos comerciales contra China no se vean afectados, por lo que necesitan una América Latina bajo su tutela”.

En su discurso también citó el libro “La sociedad de los miedos”, de Pacho O’Donnell, en el que se habla “del miedo a perder lo que se tiene”. “Hoy se considera ser más cuanto más se tiene y se usa al prójimo para el provecho propio. El amor al prójimo se reemplazó por el temor a él y la propiedad constituye identidad; la persona es la que tiene y no por lo que es y vale como tal”, criticó. “Esa es la sociedad que tenemos que cambiar. Cómo se puede tener un pueblo organizado con ese nivel de individualismo. Y en este modelo que estamos viviendo se sumó la xenofobia, copiada de la del mundo”, se lamentó.

“Hablamos de comunidad y no de sociedad porque una resalta lo común y la otra es por interés. Eso común es lo que nos hace crecer”, explicó y advirtió: “Tenemos una cantidad de valores que cambiar. Desde la política hay que hacer la inversión en el plato de comida, en el techo, en la tierra; en lo elemental y básico en este momento tan triste de la Argentina”.

“Hoy tenemos una Argentina urgente y una Argentina importante. Hay que trabajar sobre las dos a la vez: la urgente porque el hambre no puede esperar; pero la importante es el cambio cultural, de educación, de proyectos a futuro, cómo vamos a pensar el país para dentro de 10, 15 o 20 años”, remarcó. “Cambiar el paradigma cultural es importante pero no urgente porque no sabemos qué país nos vamos a encontrar el 10 de diciembre, pero tenemos que hacerlo”.

Por tal motivo llamó a encontrar puntos similares donde “ni las cuestiones religiosas ni determinadas miradas políticas puedan separarnos del objetivo común”. “Ese objetivo es que haya una Argentina libre, que quiera tener a su pueblo feliz, que intente progresar, desarrollarse, tener sus estudios. Esa es la grandeza de la Nación”, afirmó. “Ese es el objetivo que tenemos que tener los que entramos en la política, los que militan desde hace muchos años en distintos cargos o participan en distintos estamentos”, arengó.

Comentarios

comentarios