Kasajistán: Confesó haberle sido infiel y su mujer lo castró

Kasajistán: Confesó haberle sido infiel y su mujer lo castró

234
Compartir

Sucedió en Kazajistán, donde una mujer fue detenida luego de haber sedado, golpeado y posteriormente cortado los testículos a su marido que admitió una aventura con otra.

La suma de celos, bronca y una amante fueron letales. Una mujer no toleró que su novio la engañara y elaboró un plan para vengarse y que nadie más pudiera disfrutar de su pareja. El resultado fue un juego sexual y un abrupto corte de la relación.

Zhanna Nurzhanova, de 36 años y oriunda de Kazajistán, planificó minuciosamente su revancha. La víctima sería su novio, quien la había engañado con una mujer llamada Karina, algo que el propio infiel, de apellido Suleimanov, había confesado. Bufandas, anestesia, un palo de aluminio, un bisturí y un pedido desesperado para tener una noche de pasión fueron suficientes para cumplir con su plan y cortarle los genitales.

Según contaron fuentes de la investigación, la mujer “le ofreció hacer un juego sexual y atar sus piernas y manos con cuatro bufandas”. “Luego -siguieron-, sacó dos pastillas de barbitúricos y lo forzó a tomarlas. A las 2 de la madrugada le sacó la ropa interior y lo acusó de estar en contacto con otra mujer. Golpeó su cabeza, su rostro y su pecho con un palo de aluminio. Después tomó tres ampollas (de anestesia) y una jeringa y se la inyectó alrededor de la ingle”.

El corte final

Cuando ya Suleimanov estaba impotente para defenderse, llegó el fin de la operación. La mujer tomó el bisturí y le hizo varias incisiones, hasta cortarle el testículo izquierdo. Luego siguió con el derecho pero, entonces, comenzó el sangrado. Fue imposible detener la hemorragia, por lo que trasladó de urgencia al hombre hasta un hospital de la zona y allí mismo quedó detenida.

Al conocerse la historia, le imputaron cargos que podrían condenarla a diez años de prisión.

Comentarios

comentarios