Rosario Central le ganó por penales a Ferro y se metió en...

Rosario Central le ganó por penales a Ferro y se metió en cuartos

658
Compartir
0013252620

0013252620

Tras igualar sin goles, Rosario Central se impuso a Ferro 5 a 3 en la definición por penales y se metió entre los ocho mejores equipos del torneo que da una plaza para la Libertadores.

Rosario Central, la “Academia” del barrio Arroyito, emuló a la de Avellaneda, Racing Club, al vencer a Ferro Carril Oeste por 5 a 3 en definición por tiros penales luego de empatar 0 a 0 al cabo de los 90 minutos regulares del partido que disputaron en cancha de Huracán, por los octavos de final de la Copa Argentina.

Los rosarinos consiguieron esta noche lo mismo que anoche Racing, que tras empatar 1 a 1 con Atlanta, finalmente se impuso desde los 12 pasos por 4 a 2.

Las definiciones por disparos desde el punto del penal constituyen un denominador común desde que se reinstaló la disputa de la Copa Argentina, al punto que por ejemplo Boca Juniors la obtuvo en 2012 con julio Falcioni como entrenador, ganando solamente dos partidos en los 90 minutos (2-0 a central Córdoba de Rosario y 2-1 la final a Racing Club).

Las formaciones alternativas de las que en muchos casos disponen los equipos de categorías superiores también emparejan los partidos, aunque estadísticamente los de primera se terminaron imponiendo a los del ascenso cuando la definición llegó desde los 11 metros.

Y hoy no fue la excepción lo que sucedió en Parque de los Patricios entre un equipo como el de Eduardo Coudet que presentó una formación mixturada entre titulares y suplentes ante otro como el de Marcelo Broggi que sí colocó “toda la carne en el asador”.

De cualquier manera Central fue más e intentó imponer la diferencia de un equipo de primera a otro de la B Nacional y le salió bien durante el cuarto de hora inicial.

En ese lapso creó un par de oportunidades de gol, con remate incluido del goleador del campeonato de la “A”, Marco Ruben, en el travesaño, y un tanto anulado al hoy titular Franco Niell de cabeza por una posición adelantada “muy finita”.

Pero después, como no logró pegar de entrada, ese ímpetu inicial de los “canallas”, que como siempre estuvieron apoyados por una multitud (6.000 hinchas) en el Tomás A. Ducó, se fue desdibujando, y ante un Ferro que trataba de poner orden pero sin arrimarse al arco rival, la chatura le fue ganando al espectáculo.

Esto se agudizó durante el segundo tiempo, cuando Central solamente se acordó de apretar el acelerador sobre el final, para chocar casi siempre con ese buen arquero que es Christian Limousín.

En tanto Ferro hacía su negocio, dejaba transcurrir los minutos y esperaba con ansia los penales para ver si la taba caía de su lado.

Pero cuando logró este objetivo de mínima se notó la diferencia de categoría de los ejecutantes, y para muestra faltó este botón: el centrodelantero y capitán de Ferro, Luis Salmerón, abrió la serie de penales y su disparo fue bien desviado por el “mellizo” Manuel García lanzándose hacia su izquierda. El centrodelantero y capitán de Central, Marco Ruben, la cerró convirtiendo a la izquierda de Limousín.

Ahora los rosarinos esperarán rival para cuartos de final, al que conocerán dentro de una semana exactamente, cuando Estudiantes de La Plata y Quilmes diriman su compromiso de octavos en cancha de Lanús.

Comentarios

comentarios