José Tessa le quiere poner límites a los agroquímicos

José Tessa le quiere poner límites a los agroquímicos

613
Compartir
tessa25082015

tessa25082015

La propuesta del legislador provincial de Nuevo Encuentro José María Tessa para prohibir aplicaciones de agroquímicos cerca de cascos urbanos y escuelas rurales podría tratarse esta semana en la Legislatura.

El tema tiene preferencia para la próxima sesión del 27 de agosto. El proyecto, redactado en conjunto con la Multisectorial Paren de Fumigarnos, apunta a impedir las fumigaciones aéreas en todo el territorio provincial y limitar las terrestres. Además, insistió con la necesidad de “cambiar el modelo agroindustrial por la producción agroecológica”.

El diputado provincial José María Tessa (Nuevo Encuentro) presentó nuevamente este año en la Cámara baja provincial el proyecto de ley modificatorio a la actual ley provincial 11.273 de Fitosanitarios, que apunta a preservar a la población de las aspersiones de agrotóxicos en la Cámara baja. Ahora, tras meses de conversaciones y búsqueda de consensos en la Legislatura, la iniciativa podría tratarse esta semana, ya que el tema tiene preferencia para la próxima sesión del jueves 27 de agosto.

El pedido, tal cual lo reproduce la iniciativa redactada por la Multisectorial Paren de Fumigarnos, es poner un límite mínimo de 800 metros y 1000 metros para las escuelas rurales, y la prohibición de las fumigaciones aéreas en todo el territorio santafesino. “Hay un interés generalizado por la aprobación de la iniciativa, diariamente salen estudios que hablan de los problemas de salud que genera el tema de las fumigaciones. Es un tema candente, que preocupa en todo el mundo”, señaló.

Una deuda histórica

El proyecto de ley que actualiza la vieja ley 11.273/95, que regula el uso de químicos agrarios, fue ingresado en mayo del 2013 a la Legislatura provincial. Miles de voluntades confluyeron en la redacción y lo enriquecieron médicos y científicos de todo el mundo, sin vínculos con las empresas del sector. Desde entonces, el texto calificado por la Multisectorial como “el más democrático y mejor fundamentado que haya transitado por la Legislatura”, sigue durmiendo en la Cámara de Diputados y el año pasado perdió finalmente estado parlamentario, ya que no ha logrado contar con el aval del bloque oficialista.

Por tal motivo, en el comienzo de un nuevo período ordinario Tessa reingresó la iniciativa a la Legislatura para intentar darle un marco regulatorio a esta actividad que, cuando no es controlada debidamente por el Estado, produce perjuicios en la salud de las personas que habitan el territorio santafesino. “Estamos interpelados y obligados a definir nuestra posición como legisladores en defensa y protección de la vida y la salud del pueblo al que representamos”, señaló el diputado.

Los cambios que introduce

Las principales modificaciones que se plantean a la ley vigente son “la prohibición de las fumigaciones aéreas y de la venta libre de agroquímicos en toda la provincia; restringir las fumigaciones terrestres a una distancia no menor a 800 metros de centros poblados y zonas sensibles, y de 1000 metros de escuelas rurales; y priorizar las áreas libres de agroquímicos para la producción de alimento humano y de agricultura familiar y agroecológica”, explicó Tessa.

El diputado de Nuevo Encuentro detalló además que “se trata de cambiar el modelo productivo, no de dejar esos terrenos improductivos. Pasar de la producción agroindustrial a la agroecológica utilizando elementos de conservación y rectificación de la tierra que sean naturales y no contaminen”.

Producción agroecológica

Respecto a este último punto, la producción agroecológica, el legislador por el Frente para la Victoria indicó que existe otro proyecto de su autoría, complementario a la modificación de la Ley de Fitosanitarios, que contempla la promoción de este modelo sustentable para la producción de alimentos sanos: “Hay que comenzar a promocionar y subsidiar desde el Estado un nuevo sistema productivo para ir modificando la situación actual. Hay que volver a los cordones de huertas que abastecían a los pueblos. Si se llega a lograr la certificación de producción orgánica, la cuestión puede mejorar mucho”, concluyó.

Comentarios

comentarios