Descienden los niveles de los arroyos en Rosario tras las intensas lluvias:...

Descienden los niveles de los arroyos en Rosario tras las intensas lluvias: El alerta disminuye

889
Compartir
A pesar de la reducción en los niveles de los arroyos, los equipos municipales seguirán monitoreando de cerca la situación para prevenir cualquier eventualidad. Se espera que el descenso continúe en los próximos días, evitando así mayores riesgos para la población.

Los equipos municipales han estado vigilando de cerca el estado de los arroyos Ludueña y Saladillo en los últimos días, tras el intenso temporal del sábado. Tras alcanzar sus picos máximos, ambos arroyos han comenzado a mostrar signos de descenso.

La Municipalidad de Rosario ha estado trabajando arduamente para normalizar la situación en la ciudad luego del fuerte temporal que azotó durante la madrugada del sábado. Durante este evento climático, se registraron 128 mm de lluvia en menos de 12 horas, equivalente al promedio histórico de todo el mes de marzo. En total, se acumularon 338 mm de lluvia solo en la última semana.

En este contexto, el municipio ha estado monitoreando constantemente el caudal de los arroyos Ludueña, en el noroeste, y Saladillo, en el sur, con el objetivo de prevenir posibles desbordes que pudieran representar un riesgo para la población.

Se ha observado una señal positiva, ya que ambos arroyos han comenzado a descender antes de alcanzar los niveles de alerta, lo que permite continuar trabajando en las áreas con inundaciones locales sin el riesgo inminente de desbordes.

Gonzalo Ratner, director de Defensa Civil, junto con el equipo de Hidráulica del municipio, señaló que el arroyo Ludueña, con una cuenca de aproximadamente 70.000 hectáreas, ha mostrado una evolución favorable, descendiendo lentamente desde el mediodía de ayer.

Por otro lado, el arroyo Saladillo, con una cuenca de 380.000 hectáreas, ha experimentado un descenso significativo desde ayer, aunque se continúa monitoreando su evolución en las próximas horas.

Ratner explicó que la cantidad de lluvia recibida el sábado, junto con el suelo ya saturado, generó importantes anegamientos en las zonas más bajas de la ciudad.

A pesar de la reducción en los niveles de los arroyos, los equipos municipales seguirán monitoreando de cerca la situación para prevenir cualquier eventualidad. Se espera que el descenso continúe en los próximos días, evitando así mayores riesgos para la población.

#Rosario #Arroyos #Inundaciones #Temporal

Comentarios

comentarios