Escuelas y familias rurales mejoran su comunidad a través del fútbol

Escuelas y familias rurales mejoran su comunidad a través del fútbol

1209
Compartir
fotos escula la estancia-3

Huertas, refacciones de escuelas, plantación de árboles, nuevas bibliotecas y patios de juegos son algunas de las acciones que promueve el Encuentro Global de Fútbol Comunitario Rural, que este año convocará a más de 450 pueblos agrarios de la Argentina para “mejorar la vida en el propio lugar, por más lejos que se encuentre”.fotos escula la estancia-3

“El principal objetivo es fortalecer el sentido comunitario entre las escuelas y las familias rurales, invitándolas a pensar y concretar una acción solidaria que sea útil para mejorar la vida en el propio lugar, por más lejos que se encuentre”, dijo Patricio Sutton, director de la Fundación Red Comunidades Rurales, que impulsa la iniciativa desde 2009.

El encuentro, que celebrará su sexta edición el próximo 31 de octubre y convocará a más de 500 escuelas y comunidades rurales de 35 países del mundo, es organizado localmente por cada establecimiento y finaliza con un partido de fútbol, que se puede ver a través de www.futbolrural.org.ar.

“La idea es pensar y hacer algo juntos por la educación, la salud, la cultura, el arte y el medio ambiente. Y como eso merece una celebración, propusimos que la escuela y su comunidad se reúnan al finalizar el encuentro para compartir un partido de fútbol, un deporte que como una lengua universal se extiende de una punta a la otra del globo”, explicó Sutton.

Así, miles de niños y jóvenes de escuelas rurales de todo el mundo celebrarán el último día de octubre “lo que lograron trabajando en equipo”.

“En parajes, comunidades y pueblos rurales, especialmente aquellos que se encuentran aislados o lejos de centros urbanos, las escuelas cumplen un rol clave, porque la educación excede el ámbito escolar; eso ocurre aquí y en todos los rincones del mundo”, precisó Sutton, quien destacó “lo lindo de festejar lo que se logra trabajando en equipo”.

Suttón recordó algunas anécdotas de encuentros anteriores, que “se viven con mucha alegría, porque no es muy común que padres, madres, abuelos o tutores se reúnan y piensen acciones útiles para su escuela y comunidad”.

“Recuerdo que una vez en El Chaltén, Santa Cruz, un padre me dijo: ‘Plantar un árbol junto a mi hijo y ponerle su nombre fue muy fuerte. No me lo voy a olvidar nunca y él tampoco, lo vamos a cuidar para que crezca y vamos a plantar muchos más'”, compartió.

Martín Cornell, maestro de la escuela rural “Educación para las Primaveras”, en El Soberbio, Misiones, nos contó a que el encuentro de fútbol les permite “vivir un momento de deporte, integración, recreación, compañerismo y amistad entre los niños y docentes”.

“Además es importantísimo el trabajo comunitario que realizamos antes del encuentro. En nuestra escuela arreglamos entre todos las canchas de fútbol y de voley, cortamos el pasto y plantamos árboles nativos, colocamos basureros y bancos y mejoramos el patio, que la comunidad usa los fines de semana para jugar, sentarse a conversar o tomar un tereré”, precisó.

Marcos Oliva Day, presidente de la fundación Conociendo Nuestra Casa, de Puerto Deseado, Santa Cruz, consideró que la iniciativa es “una posibilidad de conocimiento muy enriquecedora para todos”.

“Nosotros tratamos de ser coherentes en la vida diaria con nuestro lema, que es ‘Respeto y cariño’; entre alumnos y maestros hacemos tareas sencillas, como marcar la canchita de fútbol, regar los viveros, plantar árboles o limpiar el predio, y después jugamos un picado entre todos”, expresó.

Para Gloria Robles, ex directora de la escuela 485 de Belén, Catamarca, la actividad “es un ejemplo muy importante para los chicos, que aprenden a pensar en plural, a ser solidarios y trabajar en conjunto”.

“Convocar a todo el pueblo a compartir fútbol y hacer además una acción solidaria es cumplir un sueño, estos encuentros fueron la oportunidad para que nacieran muchas iniciativas y el puntapié para instalar en el pueblo una forma de trabajar”, apuntó.

Robles contó que en la primera edición del encuentro juntaron entre todos cinco camiones de piedra para hacer el cierre perimetral de la escuela.

“El fútbol rural es una forma de organizarse y de vivir, más aún en estos lugares, donde las necesidades se hacen notar y mucho”, subrayó.

Sutton agregó que para sumarse a la iniciativa como impulsores u organizadores los interesados deben registrarse en la página www.futbolrural.org.ar.

“Con la ayuda de aliados, voluntarios y colaboradores vamos a distribuir unas 1.200 pelotas indestructibles en escuelas rurales que organicen acciones solidarias locales. Los invitamos a participar para que la iniciativa siga extendiéndose”, convocó

Comentarios

comentarios