El retrato del lado más cotidiano de René Favaloro

El retrato del lado más cotidiano de René Favaloro

1070
Compartir
51df2c4f50f76 800x520

En Favaloro, el corazón en las manos, el médico Fernando Boullon compone un retrato del hombre que revolucionó la cirugía cardíaca a través de historias y anécdotas compartidas en quirófanos y testimonios de sus familiares, compañeros y vecinos, un libro que lo pinta de cerca y refleja no sólo su trabajo científico sino también su costado más personal.

51df2c4f50f76 800x520

Quién fue René Favaloro, cuál fue su legado, por qué su nombre sigue celebrándose o cómo se convirtió en una de las personalidades más influyentes en la Argentina del siglo XX, son algunas de las preguntas que desde siempre guiaron los modos de aproximarse a la figura del argentino que realizó el primer bypass coronario con éxito en todo el mundo.

Hasta el mismo Favaloro (1923-2000) dio una pauta cuando escribió su autobiografía, “De la Pampa a los Estados Unidos”, en la que recordaba sus diez años de trabajo en Cleveland Clinic que derivaron en las técnicas para el implante de by-pass y que lo inspiraron para la creación de la Fundación que lleva su nombre, ubicada a pocas cuadras del Congreso de la Nación.

Además del propio Favaloro, otros tanto autores abordaron su vida y obra, sin embargo no todos apuntaron a su lado más íntimo y cotidiano. Justamente de eso trata este libro (Sudamericana) de Fernando Boullon: un intento por ir un poco más allá del trabajo profesional y meterse en los rincones de su personalidad, en su modo de ser, su humor, su simpleza, y hasta en sus momentos más críticos de enojo y bronca.

Para eso Boullon, quien trabajó con René Favaloro desde 1972 a 1988 en el Sanatorio Guemes, lo acerca desde su propia experiencia laboral compartida en el quirófano, con frases que quedaron dando vueltas en su memoria, conversaciones de pasillos, anécdotas de otros compañeros y testimonios de numerosas personas que lo conocieron en el día a día.

“Solamente pretendo contarles anécdotas ocurridas en las salas de operaciones, donde los cirujanos exponemos muchas veces otros rasgos de nuestra personalidad. Aquí se acabaron los discursos. Es la vida o es la muerte: nuestra careta social se cae y aparece el individuo verdadero. Ese es mi intento: tratar de mostrarles al hombre que, sin dudas, cambió nuestra vida”, escribe Boullon en la introducción del libro.

Es que para el autor, “la sala de operaciones – lo sabe en carne propia por ser también cirujano cardiovascular y torácico, y haber aprendido del responsable de revolucionar la historia de la enfermedad coronaria-, era mucho más que el lugar en el que mejor se desenvolvía René Favaloro: era su campo de batalla, su lugar de enseñanza. Yo fui su discípulo y él se preocupó por enseñarnos, por darnos un espacio”.

De ese intercambio detrás del barbijo con bisturís en mano da cuenta esta publicación, que lejos está de aspirar a ser una biografía sobre Favaloro, más bien invita a sumergirse por un ratito en el quirófano -minutos tensos y claves si los hay- y en los corredores del Sanatorio Güemes, y descubrir así su relación con los pacientes, colegas y discípulos.

Flashes guardados en la memoria, cargados de afecto, se van uniendo en una suerte de rompecabezas, en el que el Boullon, por ejemplo, recapitula escenas en el consultorio y la sala de operaciones con casos de pacientes emblemáticos o personajes que pasaron por sus manos, como Juan Manuel Fangio y Arturo Umberto Illia, por nombrar sólo algunos.

En las casi 300 páginas, Favaloro. El corazón en las manos acerca ciertos gestos y palabras que dan la pauta del espíritu de un “hombre que iba siempre para adelante” -como lo define-, episodios que lo recuerdan disfrutando de un buen tango y escuchando a Edmundo Rivero o Tita Merello, o las formas en las que se refería al país, siempre con profundo amor.

Tal como sintetiza el ex decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Guillermo Jaim Etcheverry, “recorriendo la realidad cotidiana de una vida sembrada de logros médicos espectaculares pero también de intensas e ingratas luchas, se agiganta la figura de Favaloro”. De eso trata este libro, una batería de recuerdos que completan su figura en el campo médico y humano.

Comentarios

comentarios