El Parque Nacional Chaco invita a conocer sus verdes

El Parque Nacional Chaco invita a conocer sus verdes

857
Compartir
53e3f33d893c1 800x533

El inmenso verde desbordante de una variada y particular biodiversidad del Parque Nacional Chaco constituye una opción turística que merece ser visitada, tanto por su reserva de quebrachos como por ser refugio de especies animales en extinción.53e3f33d893c1 800x533

A unos 120 kilómetros de Resistencia, esa área natural protegida se puede recorrer en medio de una nutrida selva en la que también se destacan lapachos y guayacanes gigantes, algunos de más de 400 años.

En sus 14.981 hectáreas se despliegan los diferentes ambientes del Chaco Húmedo, desde el “monte fuerte”, constituido fundamentalmente por bosques de quebrachos colorado y blanco, a las sabanas de palmeras caranday, además de la selva en galerí­a y los esteros.

Uno de los principales motivos de la creación de este parque, en 1954, fue proteger de la extinción a un bosque puro de quebracho colorado chaqueño, a tal punto que su nombre original iba a ser “Parque Nacional del Quebrachal”.

El parque es también refugio de 353 especies de aves silvestres -según registros de la Administración de Parques Nacionales-, además de mamíferos como monos carayá, coatíes,zorro de monte, carpincho y pumas, más reptiles como tortugas acuáticas y yacarés overos, peces e insectos, entre éstos últimos variadas y coloridas mariposas.

Entre las especies amenazadas que habitan esta reserva natural figuran el oso hormiguero grande, el lobito de rí­o, el aguará guazú y el tapir.

El Parque cuenta con circuitos pedestres y vehiculares, de distinta duración y fácil acceso, que se pueden recorrer también en bicicleta, y realizar avistaje de aves y reconocimiento de flora y fauna.

El lugar invita tanto a la aventura como al descanso, atrae a viajeros y amantes de la fotografía de todo el mundo y es ideal para paseos en pareja, en familia, con amigos y excursiones escolares, que pueden ser de un día o mucho más.

El ingreso al parque es gratuito y en su acceso hay un área de camping, con espacio para un gran fogón y juegos infantiles sobre el río Negro, donde la presencia de los guardaparques es permanente, y cuenta con un Centro de Visitantes y servicio de guías.

La temporada de visita sugerida es entre abril y octubre, por cuestiones climáticas, aunque esto no es excluyente, ya que se lo puede disfrutar todo el año.

Para llegar al parque hay que ir primero Capitán Solari, cabecera del municipio donde se encuentra, en cuya plaza principal está la oficina de información turística, que atiende de lunes a viernes de 8.30 a 19.30, y sábados domingos y feriados de 9 a 12 y de 16 a 19.

Para llegar en automóvil desde Resistencia se debe tomar la Ruta Nacional 16 hacia el oeste y, tras 56 kilómetros, desde su cruce con la Ruta Provincial 9 recorrer otros 19 kilómetros hasta La Escondida, y entonces avanzar otros 40 kilómetros hacia el norte hasta Capitán Solari.

Desde esta comuna hay que tomar un camino vecinal mejorado y transitar 5 kilómetros para arribar a la entrada del Parque Nacional Chaco, en un camino señalizado y en buen estado, aunque es recomendable no iniciar este último trayecto si llueve.

El “Campamento Educativo”, el predio para acampar en el parque, tiene capacidad para entre 50 y 60 carpas y dispone de sanitarios con agua fría y caliente, duchas, lavatorios, luz eléctrica, leña, mesas y parrillas, además de conexión wifi y señal de telefonía celular.

El teléfono del Parque Nacional Chaco es el 03725-499161, se pueden obtener más informaciones en la página www.chaco.travel/chaco y, según lo indicado en la Oficina Turística de Capitán Solari, es fundamental que los grupos informen sobre sus visitas.

Comentarios

comentarios