Mercedes Meier repudia declaración conjunta con Inglaterra

Mercedes Meier repudia declaración conjunta con Inglaterra

731
Compartir

El repudio firmado por Mercedes Meier hace referencia al comunicado conjunto oficial emitido el martes 13 de Septiembre de 2016 (bajó el número 304/16) donde la cancillería argentina da cuenta de una serie de acuerdos y “entendimientos” a los que nuestro país llegó con emisarios de Gran Bretaña.
En el mismo se detallan varios ítems sobre los que se avanzaría en negociaciones más firmes. Así bajo el subtítulo “Seguridad Internacional y Defensa” se explica que:

“Ambas partes acordaron que para enfrentar las amenazas a la paz y seguridad internacionales se requiere una cooperación y coordinación internacional más estrecha. Ambos países están explorando oportunidades de ampliar sus campos de cooperación; la visita al Reino Unido del buque escuela ARA Libertad ha sido bienvenida. Ambas partes acordaron fortalecer la relación entre las dos Fuerzas Armadas”

“Creemos que esta es una política que profundiza la entrega que ya sellaron los Acuerdos de Londres y Madrid firmados por Carlos Menem y que una nación que posee una parte de su territorio ocupado no puede ni debe brindar “cooperación y coordinación” internacional de sus Fuerzas Armadas con la nación ocupante”, asegura Meier.

Sobre el apartado referido al Atlántico Sur el comunicado de Cancillería explica que “en un espíritu positivo, ambas Partes acordaron establecer un diálogo para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco” y que estos constarían de acordar “adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas Partes enfatizaron los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados”

Ante esto la legisladora santafesina afirma que la idea del desarrollo sustentable de las Islas Malvinas “es una idea que Inglaterra impulsa desde hace muchísimos años y que poco tiene que ver con los intereses de la Argentina, sino más bien con los intereses propios de los Kelpes y de la golpeada economía británica post brexit”
En torno a las posibles leyes que el avance de estos tratados violentarían el proyecto de repudio hace referencia a la llamada Ley Gaucho Rivero (denominada así por aquel obrero rural que en 1833 lideró una rebelión contra los ingleses que habían ocupado Malvinas pocos meses antes), ley que prohíbe la permanencia, amarre y abastecimiento de barcos de bandera británica procedentes o en curso a Malvinas. También hace referencia a la Ley 26.915 que pena con hasta 15 años de prisión y sanciones económicas a las petroleras que operan en las aguas de Malvinas.

En el acuerdo también se estipula establecer “conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países. En este contexto acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección”, viejo pedido inglés y se avanza en la idea de comenzar un “proceso de identificación de ADN con relación a los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin”, proceso sobre el cual muchas organizaciones de ex veteranos de Malvinas han puesto sus reparos por entender que puede significar el comienzo de un proceso que culmine con la repatriación de los resto, la desaparición del cementerio que hoy existe en las Islas y el avance en la idea de borrar las huellas de la gesta de Malvinas profundizando la desmalvinización.

La legisladora del Frente Social y Popular, proveniente del Partido del Trabajo y el Pueblo con larga trayectoria en la defensa de la causa Malvinas también se refirió a la postura general de la gestión de Cambiemos en torno al tema.

“El Presidente Macri en su discurso en la ONU del 20 de setiembre de 2016 habla de dar solución a un “prolongado diferendo”, pero debería saber que no se trata de un prolongado diferendo. Se trata de la ocupación colonial de una parte de nuestro territorio. La palabra diferendo podría ser aplicable a un conflicto de límites con un país vecino. Este no es el caso”

Y aclaró que “no se puede seguir tratando la relación con Inglaterra ni avanzar en acuerdos como con cualquier nación del mundo mientras mantengan la ocupación colonial de nuestro territorio”

Sobre la política en la cuestión Malvinas la legisladora santafesina aclara que no cree que esta sea la única forma posible de relación con Gran Bretaña.
“Creemos que es posible otra forma de política exterior y que incluso sería más beneficiosa en términos de lucha por nuestra soberanía. Como sostiene el Almirante Carlos Busser, en su libro “Malvinas, conflicto vigente”, está claro que la priorización de los recursos diplomáticos no significa una renuncia a las presiones que se puedan aplicar al adversario cada vez que sea posible. En la política internacional cada país juega sus fortalezas y debilidades de toda índole, enfrentándolas a las debilidades y fortalezas de su oponente. Y logra su objetivo aquel que actúa con una mayor determinación nacional. Todo se reduce, en última instancia, a una lucha de voluntades nacionales. Y esa voluntad nacional descansa en la fortaleza de las convicciones y los sentimientos de la población de cada estado.”

Por último la legisladora cargo contra la pretensión de identificar los restos sepultados en las islas planteando que es “una traición a los caídos en la Guerra Nacional de Malvinas, acordar con el colonialismo identificar a los soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin, sin respetar los deseos de los familiares de nuestros héroes”

Comentarios

comentarios