La lepra empató ante Tigre en la previa del clásico

La lepra empató ante Tigre en la previa del clásico

370
Compartir
Nob19072015

 

Nob19072015

Newell´s y Tigre igualaron sin goles esta tarde en el estadio “José Dellagiovanna”, por la decimoséptima jornada del torneo de Primera División y perdieron terreno en sus respectivas luchas por no alejarse del pelotón de los punteros.

Luego de la gran actuación que tuvo Newell´s frente al campeón del último certamen no el equipo dirigido por Lucas Bernardi no pudo ratificar todo lo hecho en el Parque.

A partir de la consigna de respetarle la titularidad a algunos históricos la “Lepra” intentó monopolizar la tenencia del balón pero no fue vertical a la hora de generar zozobras al arco de Sebastián D’Angelo.

Solamente Ignacio Scocco, quien parece tener el arco rival entre ceja y ceja, se encargó de arrimar peligro pero la visita sufrió demasiado el pressing del “Matador”, que sin disponer del control del esférico fue más directo que su adversario al momento de atacar.

Gustavo Alfaro decidió el ingreso del debutante Horacio Orzán por Lucas Wilchez para darle mayor combatibidad al mediocampo local aun a riesgo de perder volumen de juego, sustentándose en la solvencia de Leandro González Pirez, no exenta de algún inoportuno “ataque de habilidad” del exRiver cuando ciertas jugadas ameritaban un rechazo expeditivo.

Para que Tigre sea más profundo que su adversario resultó fundamental la tarea de Sebastián Rincón, quien con inalcanzables corridas colocó en aprietos a la desajustada zaga del elenco visitante.

A 3 minutos de iniciado el cotejo una veloz incursión del citado delantero colombiano por izquierda provocó un centro que recaló en Facundo Sánchez, quien estrelló su remate en el palo zurdo de Ustari, en la que resultó la situación más clara de todo del partido.

La predilección de Alfaro por las jugadas de pelota preparada dejó en exposición la endeblez del conjunto “rojinegro” en defensa a la vez que no permitió desmentir la escasa definición del elenco de Victoria.

En el complemento Bernardi ordenó adelantar las líneas y favorecido por la fatiga demostrada al momento de presionar por el mediocampo del dueño de casa, salvo el incansable Joaquín Arzura, equilibró las acciones sin comprometer mayormente a D’Angelo.

La exagerada tendencia del “leproso” a tocar el balón, inclusive a su arquero Ustari, equilibró las acciones y por primera vez en todo el desarrollo el visitante comenzó a frecuentar las cercanías de D’Angelo, provocando algunas buenas atajadas del sustituto del lesionado Javier García, quien a los 27 minutos del complemento pareció cometerle penal a Scocco, infracción que Ariel Penel (de regular arbitraje) pasó por alto.

La expulsión de Hernán Villalba (se perderá el clásico ante Central) cerró casi todas las intenciones ofensivas rosarinas.

Comentarios

comentarios