La EPE se admitió responsable del apagón y encima hubo otro

La EPE se admitió responsable del apagón y encima hubo otro

615
Compartir
epe santa fe megacorte

epe santa fe megacorte

A menos de 24 horas del megacorte de anteayer, un incendio en la estación Dorrego dejó sin luz ayer centro y macrocentro rosarino.

“La actuación de nuestro equipamiento en la Estación Transformadora Rosario Oeste-Provincias Unidas ante la falla fue correcta y las instalaciones estuvieron siempre disponibles para el normal abastecimiento”, desmintió Transener a la Empresa Provincial de la Energía. El cruce entre la mayorista eléctrica nacional y la distribuidora eléctrica local se debió al gigantesco apagón de anteayer, el que en primera instancia se había atribuido a un “desenganche” en el Sistema Interconectado Nacional, las redes que llegan con 500.000 voltios a enormes transformadores, desde donde continúan con 132.000 voltios por la infraestructura provincial. Y el problema precisamente se dio en la red “doméstica” de la EPE, que corrigió que “nunca” se apuntó “de manera oficial” a la mayorista, y aceptó su responsabilidad. Para peor, pocas horas después del cruce, otro corte complicaba el panorama en la ciudad. Incomparable con el anterior, que afectó a una buena porción del territorio provincial, sólo dejó sin luz a un sector de la ciudad.

Según información de la EPE, se produjo a las 17.30 por una falla en un cable de alimentación de la estación Dorrego que provocó un incendio y la salida de servicio de tres transformadores. “La situación quedó resuelta a las 18.53”, puntualizó la vocera de la EPE, Diana Antruejo.

La seguidilla de consumos récord puso en jaque por dos días seguidos el suministro eléctrico de la EPE. Pero, por su extensión, el primero de los cortes hizo pensar en lo inmediato en un problema que superaba a la compañía provincial. Poco tiempo después ya la vocera de la EPE aclaraba que el “desenganche” se había producido en líneas de 132 kilovoltios y no de 500 kilovoltios como había trascendido inicialmente.

El problema se produjo en la estación que es uno de los puntos de ingreso de energía eléctrica a territorio santafesino, por lo que afectó a pueblos y ciudades enteras “desde Arocena para abajo”, según marcaron desde la misma EPE. Pero el subdirector general de Transener –y ex interventor de la EPE–, Antonio Caro, salió a deslindar responsabilidades. “Consideraba conveniente aclarar que la falla no tuvo nada que ver con el Sistema Interconectado Nacional”, dijo. Y agregó: “La falla fue en realidad de la EPE y nuestras protecciones abrieron la línea correctamente, justamente para proteger las instalaciones”.

El directivo no fue desmentido, sino todo lo contrario: el jefe de Operaciones de la EPE, Marcelo Casin, explicó a este diario que “nunca” se responsabilizó a Transener. “No sé qué ha trascendido en algunos medios ni qué información le llegó a Caro, pero nosotros nunca dijimos de manera oficial que el corte había sido responsabilidad de ellos”, insistió.

Con todo, en la jornada de ayer desde la EPE se anunció el envío de un comunicado para explicar la situación. Nunca salió a luz pública: a las 17.30 una humareda en la estación Dorrego, ubicada al 1800 de esa calle, fue el preámbulo de otro corte que afectó al centro y macrocentro de la ciudad.

La situación fue resuelta, pero, casi en simultáneo, un incendio en el supermercado La Gallega originó otro corte, ahora por recomendación de Bomberos.

Lupa cerca

En Dorrego al 1800 se originó el corte de las 17.30 de ayer. Una hora y 23 minutos después todo estaba bajo control, con un detalle: el propio ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, había ido a supervisar.

Un incendio en un súper empeoró todo

Un incendio de considerable magnitud en el depósito de un supermercado causó estupor durante la tarde de ayer en pleno barrio Martin. La densa humareda y el revuelo en la zona por el susto de los vecinos y el despliegue de bomberos magnificaron la escena, ya que al final de cuentas no hubo que contar heridos y hasta anoche sólo se habían registrado daños materiales, al tiempo que el siniestro logró ser controlado.

Pasadas las 18, al mismo tiempo en que una buena parte del centro de la ciudad se quedaba sin luz, se conocía la noticia de un incendio en el supermercado La Gallega ubicado en Mendoza al 200. El barrio completo salió a la calle ante el siniestro: los vecinos abandonaron los edificios y hasta fueron evacuados los abuelos de un geriátrico cercano.

Según se supo, las llamas se originaron en el subsuelo del local, donde está el depósito de mercaderías. Información extraoficial recogida por este diario indicó que, en apariencia, el fuego comenzó cuando por el corte de energía en la zona personal de la firma conectó los generadores.

Los bomberos trabajaron por cerca de dos horas para controlar el incendio, cuyas imágenes se replicaron en las redes sociales con tomas realizadas por los propios vecinos, en su mayoría alarmados.

Finalmente, al cierre de esta edición, el siniestro había sido controlado y no se habían registrado heridos ya que el supermercado fue evacuado rápidamente y las llamas no afectaron de manera considerable ninguna locación cercana. También se había repuesto el servicio eléctrico de la zona, salvo en el súper.

Comentarios

comentarios