Hidratación máxima

Hidratación máxima

949
Compartir
Cabello-largo-lindo-y-sedoso-2

El pelo, al igual que la piel, necesita una rutina de cuidados para hidratarlo y protegerlo, especialmente en verano. ¿Querés saber cuál es y cómo llevarla a cabo?

Cabello-largo-lindo-y-sedoso-2

El calor, el sol, el agua del mar o de la pileta y la arena resecan la piel, pero también el pelo. Por eso, antes de la llegada del verano es imprescindible embarcarnos en un operativo de hidratación. El pelo sufre las consecuencias de las temperaturas y de la exposición solar, porque además de darle un efecto “mechas californianas”, el sol lo vuelve más áspero, poroso y difícil de peinar. Hacer tratamientos previos a las vacaciones, con altos contenidos de proteínas es clave, porque el pelo está compuesto de un 75% a un 80% por estas sustancias y es lo que más fácil se pierde por la exposición solar y el sometimiento al agua de mar y de pileta. Así como nos embadurnamos de protector solar la piel antes de hacer una actividad al aire libre, es recomendable que coloquemos un protector para el pelo. El mercado ofrece opciones, como protección invisible y aspecto natural o hidratación y control de frizz, con texturas en cremas para terminaciones suaves y livianas o con nutrición y brillo. Pero también podemos emplear shampoo y crema de enjuague específicos para reparar los daños solares o hacernos máscaras de nutrición al menos una vez a la semana.

A esto le podemos sumar una hidratación “desde adentro” adquiriendo una serie de hábitos saludables. Una buena hidratación se asegura a través del consumo de agua pura, infusiones, jugos de frutas, licuados, bebidas saborizadas, té de frutas, té verde, té rojo, yerba mate… Además, podemos incluir verduras y frutas que aportan todos los macro y micronutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Comentarios

comentarios