Ante la inseguridad, crece el número de vigiladores privados en Villa Gobernador...

Ante la inseguridad, crece el número de vigiladores privados en Villa Gobernador Gálvez

974
Compartir
seguridadprivada12012016

seguridadprivada12012016

Luego del polémico episodio ocurrido en la Pileta del Parque Regional del nuestra ciudad, surgió el siguiente interrogante: ¿Quién controla a las empresas privadas que brindan seguridad?, ya que ante la inseguridad, el número de agentes privados crece y no para.

Saber quien tiene la responsabilidad de revisar y verificar la operación de las empresas de seguridad privada que funcionan en nuestra ciudad, es uno de los interrogantes que se hacen muchos vecinos cuando asisten a algun lugar y hay agentes de seguridad privada.

Un ex funcionario del Área de Seguridad Provincial le dijo a 12 Noticias: “”Las empresas de seguridad privada y los serenos son servicios netamente preventivos, su función es controlar y alertar al personal policial de cualquier hecho delictivo”.

El ex funcionario que pidió reserva de identidad agregó: “Las empresas importantes en seguridad tienen, controles de la Dirección de Agencias de Vigilancia, controles del Ministerio de Trabajo, controles de AFIP, del Registro Nacional y Provincial de armas”.

“El problema surge cuando aparecen pymes de seguridad que no tienen estos controles”, enfatizó el ex funcionario.

Según la página web del Gobierno de Santa Fe, en nuestra ciudad, están registradas las siguientes Agencias de Seguridad Privada:

ASPEC domiciliada en Piazza a la altura del 500.

BL Seguridad domiciliada en Virgen de los Angeles al 1700.

Eurosegur en Laprida 2200.

Proteger en Bomberos Voluntarios al 1900.

Vital en Soldado Aguirre al 1500.

Pero más allá de esto, ante los casos de inseguridad, muchos comerciantes o grupos de comerciantes, contratan a vigiladores “Freelance” o “cuentapropistas.

El ex funcionario que es fuente de esta nota, aclaró que: “En muchos casos hay comerciantes o vecinos que pueden pagar lo que cuesta realmente un servicio privado de seguridad o un adicional de la policía, lo que es un problema, ya que sólo el Estado puede controlar si el vigilador tiene antecedentes policiales o alguna causa abierta para no permitirlo ingresar; con lo cual en el caso de las empresas que están en regla no hay escapatoria que se tome gente de bien. Además cada empresa tiene su propia “escuela” de seguridad.

Comentarios

comentarios