Toniolli cuestiona el cambio de recorrido de los colectivos en el centro

Toniolli cuestiona el cambio de recorrido de los colectivos en el centro

940
Compartir

El edil Eduardo Toniolli plantea la situación por intermedio del Observatorio Social del Transporte con respecto a las que ahora circulan por las calles Santa Fe y San Juan.

Se señala que la Municipalidad prosigue adelante con la redistribución de recorridos del transporte urbano de pasajeros a su paso por el microcentro y en tal sentido desde la víspera, 1º de marzo, se trasladaron de manera definitiva las líneas que hasta ahora circulaban por calle Rioja, distribuyéndolas sobre las calles Santa Fe (102 Negra y Roja, 133, Negra y Verde, 142 Negra y Roja y 145) y San Juan (123, 130, 138 y 139).

Precisa el edil Toniolli que “esta nueva medida profundiza lo actuado durante el año pasado, cuando se eliminaron las últimas cuatro líneas que circulaban por calle Sarmiento y una por calle Mitre, trasladadas a las calles Entre Ríos, Maipú y Laprida, recargando el tráfico especialmente sobre esta última y quedando patente dicha afectación por las obras de repavimentación que se están ejecutando en el sector aledaño al Teatro El Círculo”.

Desde el Observatorio Social del Transporte resaltan que “de manera análoga a como apuntamos en su oportunidad, esta reubicación de recorridos afectará la congestión de las calles destinatarias a cambio de dejar librada la calle Rioja al uso exclusivo del transporte individual”.

Igualmente sostienen que “de manera análoga a como ocurrió con calle Laprida a partir de noviembre pasado, la calle Santa Fe -la más recargada de las arterias afectadas por esta nueva medida- se verá aún más congestionada con un promedio en hora pico de un ómnibus cada menos de 28 segundos”.

Sobre el tema recalcan que “esta situación se verá agravada por la reciente autorización acordada por la Municipalidad para la construcción de un edificio exclusivamente dedicada a cocheras particulares sobre esta arteria entre calles Mitre y Entre Ríos, que por situarse sobre la vereda de numeración par (norte) traerá aparejado que el movimiento de ingreso y egreso de vehículos interferirá con la circulación del carril exclusivo del transporte urbano de pasajeros allí establecido”.

“También es de esperar -continúa el estudio- que el aumento de casi el 30 por ciento en la cantidad de servicios circulando por dicho sector provocará mayores demoras en las paradas por congestionamiento de unidades durante los ascensos y descensos de pasajeros, anulando la ventaja inicial lograda por una mayor velocidad comercial sobre el corredor”.

Finalmente reiteran “nuestra preocupación pro la repetición de esta clase de medidas que afectarán la calidad del servicio para los usuarios del transporte urbano de pasajeros y actuará en contra de la oficialmente proclamada necesidad de aumentar el uso del transporte público como herramienta para reducir la llegada de la movilidad individual motorizada al micro y macrocentro de la ciudad”.

Comentarios

comentarios