Para crecer ¿Argentina necesita reducir la cantidad de Ministerios? por el Mg....

Para crecer ¿Argentina necesita reducir la cantidad de Ministerios? por el Mg. Gonzálo D. Macco

433
Compartir
Mg. Gonzalo Damian Macco Magisterio en Gestión Publica Diplomado en Diseño de Políticas Publicas Diplomado en Gestión Municipal Abogado

Recientemente se publico en un medio digital (https://www.infobae.com/opinion/2020/01/11/para-crecer-argentina-necesita-reducir-la-cantidad-de-ministerios/) una columna de opinión donde la autora vincula exclusivamente la creación o el incremento de los ministerios con la reducción del déficit fiscal o del crecimiento económico del país. Plantea que en aquellas épocas (1854) donde la cantidad de ministerios eran 5, el crecimiento económico promedio del país era del 3,1%. Sostiene además, que “no existe evidencia tangible en toda la historia argentina de que la ampliación del aparato estatal ha contribuido al crecimiento económico”.

Frente a esta afirmación, corresponde preguntarnos cuál es la función del Estado Nacional y de los ministerios, y si los mismos están vinculados exclusivamente con el crecimiento económico del país.

No tenemos dudas que las demandas de la sociedad han cambiado con el transcurso del tiempo, ni tampoco que el fin primordial del estado nacional sea exclusivamente lograr el crecimiento económico del país, aunque estén los dichas fines completamente vinculados. Sin embargo, no quiero se mal interprete: “el estado tiene como obligación impulsar el crecimiento económico del país, pero además, tiene otras obligaciones que surgen de diferentes compromisos asumidos como de las demandas de la sociedad”.

Una forma simple de entender las diferentes metas y objetivos que tienen los estados, lo vemos reflejado en los compromisos asumidos por los líderes mundiales por medio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a saber:

  1. Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
  2. Poner fin al hambre, conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición, y promover la agricultura sostenible.
  3. Garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos y todas en todas las edades.
  4. Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos.
  5. Alcanzar la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.
  6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.
  7. Asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos.
  8. Fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.
  9. Desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.
  10. Reducir las desigualdades entre países y dentro de ellos.
  11. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  12. Garantizar las pautas de consumo y de producción sostenibles.
  13. Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
  14. Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para lograr el desarrollo sostenible.
  15. Proteger, restaurar y promover la utilización sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de manera sostenible los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y frenar la pérdida de diversidad biológica.
  16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
  17. Fortalecer los medios de ejecución y reavivar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

Este, es un solo ejemplo de que las funciones del estado fueron mutando y ampliándose. Pensar que el Estado Nacional tiene que exclusivamente ocuparse del crecimiento económico, es no comprender el objetivo final del estado, que es el respeto de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y de los derechos humanos en general, reconocidos nacional e internacionalmente.

Para poder cumplir con estos objetivos es fundamental contar con funcionarios capacitados y que se dediquen al desempeño de ellos. Cuestiones vinculadas con el género, de vivienda, los DDHH, de innovación productiva, de medio ambiente, entre otros, son fundamentales para el crecimiento del Estado Moderno. Además, no es lo mismo satisfacer las necesidades de 640.000 habitantes (en 1854) que de más de 44 millones que hay en el 2019 (info extraida de wikipedia).

A modo de conclusión, creo que vincular el aumento de la estructura del estado exclusivamente con el crecimiento económico del país, es una deducción, desde mi punto de vista apresurada, y fuera del contexto de las demandas actuales de la sociedad y el mundo.

Mg. Gonzalo Damian Macco Magisterio en Gestión Publica Diplomado en Diseño de Políticas Publicas Diplomado en Gestión Municipal Abogado

Comentarios

comentarios