Mantenía a su suegra encerrada en una jaula para cobrar su pensión

Mantenía a su suegra encerrada en una jaula para cobrar su pensión

3506
Compartir

Un hombre de 48 años fue detenido en las últimas horas en un allanamiento de urgencia, acusado de mantener cautiva a su suegra, de 83 años, en una habitación de una vivienda en Gonnet, informaron fuentes policiales.

Presumen que el acusado la mantenía encerrada con un candado y rejas, bajo amenazas de muerte y alimentándola una vez al dia, para poder usar los ahorros de la mujer y cobrar sus pensiones.

Los voceros consultados por este diario estimaron que la situación comenzó “hace algunos meses”, aunque aclararon que el estado general de la víctima “es bueno”, más allá de los padecimientos que sufrió en el último tiempo.

“se escuchan gritos”

El sujeto fue detenido en un operativo que policías de la comisaría Undécima de Ringuelet hicieron ayer en una casa situada en 16 entre 518 y 519, a instancias de la fiscal en turno Cecilia Corfield.

Los investigadores resaltaron “la rapidez con la que actuó la justicia” a partir de la denuncia vecinal que habitantes de la zona hicieron horas antes en la comisaría de la Mujer, por los gritos que provenían del domicilio. Suponían que había una problemática de violencia de género.

Además de rescatar a la jubilada, en el lugar, los policías hallaron varias armas, cadenas y candados.

El principal implicado fue aprehendido y la denuncia quedó caratulada como privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas, ya que el sujeto está acusado, además, de intimidar a los vecinos y protagonizar distintos incidentes en el barrio, dijeron fuentes de la pesquisa.

“En más de un caso había golpeado y lesionado a alguno”, apuntaron. Por todos esos delitos la fiscal Corfield lo indagará en las próximas horas.

Según se supo de voceros con acceso a la causa, el acusado estaba en pareja con la hija de la víctima, una mujer que sufre trastornos mentales y, por lo tanto, no está imputada en la causa.

De acuerdo a lo detallado, la policía secuestró en la casa una pistola de aire comprimido de alto poder con municiones de plomo, un rifle aire comprimido y balines, dos katanas de práctica marcial, una cadena, varios candados, una navaja de saque rápido, un gas pimienta PPQ, seis cuchillos tácticos, tres cuchillas de artes marciales, un nunchaku de artes marciales y una garrafa de carga para la pistola.

Preocupados por los gritos que escuchaban, los vecinos hicieron la denuncia policial

Comentarios

comentarios