Fumigan en diferentes zonas de la ciudad

Fumigan en diferentes zonas de la ciudad

766
Compartir

La Secretaría de Ambiente y Espacio Público continúa coordinando trabajos orientados a combatir la proliferación del mosquito culex (género más común en nuestra región de este insecto), que dadas las condiciones climáticas, de intensas lluvias, encuentran un escenario favorable para su desarrollo y maduración en diferentes puntos de la ciudad.

En ese marco, durante la jornada del martes 17 de enero se realizaron tareas de fumigación aérea en seis barrios de la ciudad: Tío Rolo, Villa Banana, Mangrullo, San Eduardo, Aldea y Fisherton. Además, se detectó abundancia de estos mosquitos en espacios públicos como los parques Sunchales e Irigoyen y la plaza Chiodi (Cochabamba 430). Asimismo, para prevenir la aparición de más mosquitos, se hizo control larvario en un sector de barrio Alvear, comprendido por las calles Seguí, Cagancha, Avellaneda y Constitución.

En tanto, en la jornada de este miércoles 18, el servicio se extendió a barrios priorizados por las demandas que presentan luego del temporal, entre los que se encuentran Villa Pororó, San Cayetano, San Eduardo, Fisherton, Fisherton Aldea, Puente Gallego, Villa Banana, Santa Lucía, La Palmera, El Mangrullo y Toba. Además, las tareas también abarcan los parques Independencia, Oeste, España, de la Bandera y la plaza sobre la Estación del FFCC ubicada en 3 de Febrero y Paraná.

Por otro lado, se concretaron tareas de control larvario en un sector de barrio Empalme Graneros, comprendido por las calles Provincias Unidas, Vélez Sarsfield, De La Salle y Campbell. Asimismo, personal de Higiene Urbana trabajó en el acondicionamiento y limpieza general en barrios Chaparro, Puente Gallego y Las Flores.

El cronograma de trabajos previstos para el jueves 19 de enero contempla la fumigación aérea en los Fonavi de barrio Moderno y Antártida, además de los barrios Antena, Tango, Saladillo Sud, Roque Sáenz Peña, y los parques Irigoyen y Regional Sur.

Cabe señalar que desde el mes de agosto pasado se realizan tareas de control larvario en todos los barrios de la ciudad, con un frecuencia de entre 15 y 20 días, y durante todo el año se desarrolla un monitoreo para hacer las aplicaciones pertinentes en los momentos adecuados.

Las altas temperaturas y las tormentas permitieron que el ciclo de vida del mosquito se acorte y aparezca en mayor cantidad. Los equipos municipales llevan adelante fumigaciones de tipo aérea para el mosquito adulto en vuelo, y larvaria para combatir larvas en estanques de agua, drenajes a cielo abierto, fuentes y vera del río.

El mosquito culex puede proliferar en espacios de drenajes a cielo abierto (zanjas), fuentes, arroyos y otros espejos de agua, y es preciso señalar que no transmite dengue, zika y chikungunya.

Comentarios

comentarios