Rosario: Los taxistas pidieron un aumento del 13%

Rosario: Los taxistas pidieron un aumento del 13%

214
Compartir
Taxistas pidieron aumento de tarifa

La comisión de Servicios Públicos del Palacio Vasallo recibió a representantes de los gremios que agrupan conductores y propietarios de taxis, quienes pidieron a los ediles que consideren dar despacho a un incremento de la tarifa.

El incremento requerido tiene el objetivo de cubrir el incremento del GNC y la solicitud tuvo carácter de urgente. El propósito de los solicitantes es llevar la bajada de bandera diurna a 43 pesos y la ficha a 1,90; la bajada de bandera nocturna a 48 pesos y la ficha a 2,20 pesos.

La comisión fue presidida por el edil Pablo Javkin, a quien acompañaron Osvaldo Miatello, del bloque Compromiso con Rosario; Enrique Estévez y Verónica Irizar, del bloque Socialista; Eduardo Toniolli, del bloque Partido Justicialista; Renata Guilotti, de Cambiemos y Lisandro Zeno, de la Democracia Progresista.

Las solicitudes

José Iantosca, tesorero de la Cámara de Taxis Rosario, en el inicio de la reunión hizo referencia a “un incremento del 13 por ciento de día y un 11% para el servicio nocturno, a los fines de poder seguir funcionando”.

“Particularmente, el incremento lo pedimos por el aumento del GNC, ya que nos cuesta el 20 por ciento en bruto de lo que recaudamos por día, por lo que resulta inviable seguir funcionando. Pedimos cubrir ese desfasaje”, agregó el dirigente.

“Rezamos para que nadie más nos aumente ningún ítem, porque si se produce esa circunstancia se rompe el equilibrio que elaboramos. Y que de acá en adelante se discuta el incremento de los remises ilegales, el pago de patentes, Ingresos Brutos, que nos armen nuevamente las paradas que perdimos y que nos pongan los palos que destruyen sistemáticamente los trapitos, ya que no podemos estar dando vueltas”, subrayó Iantosca.

El dirigente recalcó que “el problema más grave en el servicio de taxis es estructural. Un auto cuesta 500.000 pesos. El costo implicaba entre 12.000 y 15.000 dólares. Antes se rompía el carburador, lo limpiábamos y seguíamos trabajando. Hoy se rompe la computadora y hay que pagar 50.000 a 60.000 pesos, instalar el GNC cuesta 45.000 pesos, mantener un chofer cuesta el 35% más un 20% en lo concerniente al costo operativo de lo que se recauda en bruto en el GNC y si a eso le sumamos el 20 % del consumo del GNC se hace inviable seguir funcionando”.

Iantosca hizo referencia también a que aumentaron los seguros y el mecánico te cobra en función de lo que vale el vehículo. Con este aumento esperamos que se sostengan los viajes, pero tenemos claro que con el uso del aire acondicionado aumenta el consumo del combustible en un 50 por ciento y el auto se rompe más seguido porque el aire destruye el vehículo y los costos son mucho más altos por el incremento de la temperatura”.

En el final de su exposición, Iantosca indicó que “es muy probable que los dueños de los taxis les den en enero las vacaciones al chofer y el auto estará parado en esas horas, debido a que habrá una reducción importante de servicios. A los titulares que trabajan sólo con choferes se les hará inviable”.

“Las remiseras legales tienen autos ilegales trabajando y Servicios Públicos deberá controlar más. Por otra parte aumentó el número de remises truchos que vienen a Rosario desde Alvear, Pérez y Baigorria, entre otras localidades”, concluyó el representante de la Cámara”.

La opinión de Cesca

Mario Cesca, Secretario general de la Asociación de Titulares de Taxis, entre otras cuestiones, hizo referencia al incremento de los costos de los repuestos y en tal sentido indicó que “una óptica nueva cuesta 6.000 pesos y un retrovisor 1.500. Es necesario dejar claro que el aumento que pedimos solo cubriría el 50 por ciento del costo del GNC y no alcanza para el verano”.

Conceptos de Verónica Irizar

La concejala socialista hizo hincapié tras la reunión que “se viene un momento económico muy complejo. Seguimos muy de cerca lo que está pasando a nivel económico y vamos a tratar de encontrar una solución utilizando la racionalidad”

“Con el último aumento, el costo estaba muy por arriba –excedía el 50% a la vigente- de lo que ellos mismos pidieron para que la gente nos se bajara de los taxis. Analizaremos las variables porque estamos en un momento muy delicado donde cada ajuste tiene que ser visto desde el punto de vista macro”, argumentó la concejala.

“Entendemos que hay montones de cosas a revisar, como por ejemplo el del servicio de radio llamada. El municipio está haciendo un esfuerzo muy grande y el sistema MOVI Taxi intenta reemplazar esto para incorporar tecnología para evitar que después venga UBER y termine quedándose con el mercado. Comprendemos que hay que ser responsables de ambas partes”, argumentó Irizar.

“Claramente esta política macro que está llevando adelante Cambiemos pone a toda la economía en una situación muy delicada. Tiene que haber escucha y diálogo político”, agregó la legisladora local.

“Tenemos áreas de control trabajando permanentemente en este momento complejo, en el que este tipo de actividades económicas afloran. Tenemos el compromiso de control en la calle y lo hacemos. Debe haber un compromiso mayor entre el estado municipal y quienes tienen a cargo el servicio de taxis y remises”, concluyó Irizar.

Expresiones de Renata Ghilotti

La vicepresidenta de la comisión que nos ocupa refirió que “la solicitud de un nuevo aumento de la tarifa tiene que ver a los nuevos costos que están teniendo y es por eso que quedamos en la comisión en analizar la situación imperante”.

“Es esta una oportunidad para rever un montón de cuestiones que están más allá del incremento tarifario, que puede ser que hoy sea de emergencia, pero está claro que en el transcurso de los años nunca se avanzó para solucionar los problemas de fondo. Ello derivó en un decaimiento del servicio que tiene que ver con un a cuestión de falta de gestión y de reordenamiento del sistema de la ciudad en lo atinente a la movilidad del tránsito, lo que implica, en alguna medida, el incremento de viajes”, enunció Ghilotti.

“También está la cuestión, que se viene produciendo desde hace años, que es la falta de control de los remises ilegales. Hay un planteo específico, para trabajar fuertemente, se da en lo concerniente a las sanciones para con quienes explotan un remise ilegal y que terminan abonando 900 pesos por mes de multa. El Ejecutivo debe incrementar el control porque si tenemos normas y no se controlan, eso queda en desuso”, profundizó la concejala de Cambiemos.

Ghilotti finalizó sus expresiones señalando que “el análisis de la comisión quedó abierto y esto se va a estudiar minuciosamente durante esta semana. La que viene deberemos tener una posición, ya que entendemos que hay un problema de coyuntura. Es esta una oportunidad para avanzar en algunas otras cuestiones para ordenar el sistema para que los vehículos legales puedan captar mayor número de pasajeros”.

Miatello solicitó informes

“La comisión de Servicios Públicos aprobó un pedido de informes de mi autoría, que tiene que ver con solicitarle a la intendencia que comunique a título de qué Rosario Bus sigue prestando servicio”, enunció el concejal.

Agregó luego:”Sabemos que el 31 de agosto terminó la prórroga que se le había dado en su momento y que alcanzaba a tres años, momento en que empezó a regir el nuevo sistema”.

El titular de Compromiso con Rosario indicó que “Rosario Bus sigue cumpliendo el mismo recorrido que tenía con las mismas líneas y no conocemos cual es el fundamento jurídico de esa prestación de servicio, porque desde que nosotros estamos no hubo prórroga aprobada por el Concejo y tampoco sabemos que haya habido idéntica decisión por parte del Ejecutivo. La intendencia tampoco nos comunicó nada al respecto. Obviamente en razón de lo tratado es que necesitamos tener el informe que solicito”.

Comentarios

comentarios