Pablo Olmedo regresa a Rosario con un gran show

Pablo Olmedo regresa a Rosario con un gran show

180
Compartir

Si hay un recorrido que PABLO OLMEDO nunca deja de transitar es el que separa al río del mar. O lo une, acaso, en una síntesis entre dos aguas que dan título a su primer recital solista del próximo 14 de Setiembre en El Aserradero: “Canciones de río y mar”, junto a entrañables músicos y amigos de la ciudad de Rosario

Compañeros de ruta que subirán al escenario para dar forma definitiva a la deuda o sueño de amor que PABLO OLMEDO tiene para sí y para ofrendar en homenaje a su ciudad cuya carnadura no lo ha abandonado desde 1990 cuando decidió iniciar otras búsquedas y ampliar su horizonte personal y musical y trasladarse a Mar del Plata.

Representa a una nueva generación de artistas que entienden a la música popular como un conjunto de influencias y creatividades diversas, con una evidente libertad expresiva a la hora de armar su repertorio. Su cancionero transita por los distintos sonidos de Latinoamérica, combinándolos en sus presentaciones con canciones representativas de la tierra argentina, en los que se desgranan autores como Atahualpa Yupanqui, Jaime Dávalos, el Cuchi Leguizamón, Chico Buarque, Milton Nascimento, Tom Jobim, o Vinicius de Moraes, a las que se suman sus propias composiciones, en los que su notable registro vocal no encuentra obstáculos para brindarse con amplitud.

Este regreso a Rosario tiene su asidero en un permanente agua que vuelve: dice parafraseando a Charly García “¿por qué tenemos que ir tan lejos para estar acá?”
Es que la dicotomía entre la querencia – Rosario y Baigorria particularmente, génesis de su esencia – y la estancia en la por él mismo descripta como “hermosa Mar del Plata”, donde los comienzos fueron difíciles pero “los desafíos forjan los espíritus emprendedores” – dice – se manifiesta no sólo en su música sino en sus vivencias cotidianas. Mar del Plata, sin embargo, prohijándolo, lo ha convertido hoy en un verdadero referente de su música, de lo que dan prueba sus múltiples presentaciones en esa ciudad.

En su trayectoria ha gozado de la compañía y el aprendizaje acompañando con su guitarra a grandes maestros como Polo Román, de Los Chalchaleros , Facundo Cabral, Dino Saluzzi, Raúl Barboza,Paul Durge, bajista de Fito Páez. Y los otros maestros: la bohemia, un paso por la producción radial que lo puso en contacto con lo mejor de los músicos de raíz folklórica como Cuchi Leguizamón, hasta sus contemporáneos Jorge Fandermole u Omar Gómez.

Esta presentación solista en El Aserradero tiene entonces un peso específico especial en la carrera de PABLO OLMEDO, que durante abril del 2016 y el próximo lo encontrarán dando conciertos en Nueva York entre otros puntos de su nutrida agenda. En Mar del Plata editó su primer disco solista “ De tanto mirar el cielo” y a ésta Rosario viene constantemente en búsqueda de las mínimas cosas y de las idiosincrasias que la perfilan, que enorgullecen su corazón cuando toca y le dicen “se ve que sos rosarino”. Viene también a brindar a su público lo mejor de su voz madura y su vuelo poético trasuntado en música. Los vientos que unen el río y el mar parecen haber encontrado en PABLO OLMEDO su cauce.

Comentarios

comentarios