Nico de “Brigada Cola” entre adicciones está internado en el Borda

Nico de “Brigada Cola” entre adicciones está internado en el Borda

664
Compartir

Junto a Guillermo Francella y Emilio Disi, Javier Belgeri fue uno de los protagonistas de una de las series íconos de los 90 en la televisión argentina: Brigada Cola. Por ese entonces su futuro promisorio en su carrera actoral de se vio truncado por la adicción a las drogas. Hoy muy alejado de la gloria atraviesa una dura situación económica y está hospitalizado en el Borda.

La comedia “Brigada cola” fue una de las series argentinas más exitosas de los ’90, la misma tuvo como protagonistas a Guillermo Francella y Emilio Disi, entre otros reconocidos artistas. Una de las jóvenes figuras que tuvo la comedia fue Javier Belgeri, quien interpretó a Nico.

Lejos de la fama y del trabajo televisivo “Nico”, se encuentra en una situación económica muy delicada y con una seria adicción a las drogas. Después de una crisis de nervios, fue internado en el Hospital Borda de la Ciudad de Buenos Aires.

Su pareja, Yamila -con quien tiene una hija en común-, contó que estaban alquilando un cuarto en una pensión de Constitución hasta que los echaron, la semana pasada: “Al otro día él se quedó durmiendo en la Plaza Garay y me empezó a agredir en la calle.

Después lo acompañé hasta la puerta del Borda, lo dejé ahí y me tuve que ir porque estaba muy nervioso”. En diálogo con Crónica, contó que se retiró con su hija del lugar pero que nunca se imaginó que el hombre iba a quedar internado. Al día siguiente, como no lo encontraba por ningún lado, se dirigió al centro médico y se enteró que estaba allí.

“Lo vi el primer día (que lo internaron). Estaba lleno de inyecciones. Había entrado con una crisis nerviosa. Yo pensaba que no iba a quedar internado, pero está ahí hace una semana. No se sabe cuánto tiempo va a quedarse, depende de la evolución”, relató. Y agregó: “Él siempre hacía chistes con que se quería recuperar. Estaba en tratamiento ambulatorio pero ahora tuvo una crisis de llanto y angustia. También fue por la abstinencia”.

Según su testimonio, Belgeri comenzó a consumir drogas a los 14 años. A los 18 lo internaron pero se escapó y nunca logró superar las adicciones: “Tenía todo para estar bien y ahora terminó en esto, nunca me lo imaginé”. Yamila, por su parte, busca superar el duro momento económico que vive junto a su hija de dos años: “No tengo un lugar fijo (para dormir). Tengo otros dos nenes que están en la casa de mis papás, que apenas tienen para sustentarse. Él (por Belgeri) siempre se lava las manos con mis papás. Estoy golpeando puertas por todos lados, quiero un lugar para mí y para mi hija. Cuando esté bien y recuperado, Dios dirá qué pasa. Estoy tratando de sobrevivir donde sea porque él nunca me avisó nada, todo esto me agarró de sorpresa”.

Comentarios

comentarios